Style Sampler

Layout Style

Patterns for Boxed Mode

Backgrounds for Boxed Mode

Search News Posts

Validating credentials, please wait...
  • Contáctenos: (507) 360-2165 / 360-2166

Panamá entra en una nueva etapa

Panamá entra en una nueva etapa

 

La Conferencia Anual Marítima, organizada por la Cámara Marítima de Panamá a fines de septiembre 2017, mostró algunas de las oportunidades y de los desafíos clave que tiene el país para mantener sus altas tasas de crecimiento y avanzar en su transformación en un sofisticado centro logístico global, tras la ampliación del Canal.

 

Raúl Ferro

Director, Foro Latinoamericano de Puertos y Hubs Logísticos

 

Panamá va camino de convertirse este 2018 en el país con el mayor ingreso per cápita de América Latina por paridad de compra, superando a Chile, según proyecciones del Fondo Monetario Internacional. Y el país centroamericano tiene claras oportunidades de mantener sus altas tasas de crecimiento –ubicadas entre las mayores del mundo—en los próximos años. Las actividades logísticas (transporte, almacenamiento y comunicaciones) constituyen el principal sector de la economía panameña, con un 14% del PIB. En ese sentido, los temas abordados durante la Conferencia Anual Marítima forman parte medular del futuro de Panamá.

Panamá y China


Tras la apertura del Canal ampliado en 2016, Panamá entró en una nueva etapa, como dejaron ver los representantes del gobierno durante la conferencia. Un hito muy significativo de los nuevos tiempos fue el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Panamá y la República Popular de China este año, según resaltó la vicepresidente de la República y Canciller, Isabel Saint Malo.
China continental es el segundo mayor usuario del Canal y el principal proveedor de mercaderías de la Zona Libre de Colón. Con el plan “one road, one belt”, el gigante asiático se ha embarcado en una estrategia de desarrollo comercial y logístico de alcance global que supone inversiones por casi US$125.000 millones. El sector portuario y logístico de América Latina es parte de la estrategia china, como lo demuestran la reciente compra por parte de China Mercant Ports del 90% de TCP, operadora de la segunda mayor terminal de contenedores de Brasil, y la nueva terminal de contenedores que la empresa Shangai Gorgeous construirá en Isla Margarita, en la salida al Atlántico del Canal de Panamá. La empresa colocó la primera piedra de esta nueva terminal, Panama Colon Container Port, en mayo de 2017.
El establecimiento de relaciones con la República Popular de China se complementa con la estrategia de apertura comercial que ha llevado a cabo Panamá en los últimos años. Con 20 acuerdos de libre comercio que le dan acceso a un mercado de 1.300 millones de personas, Panamá es el país con la mayor cantidad de este tipo de acuerdos en toda Centroamérica.

Estrategia Logística Nacional 2030


La ampliación del Canal ha puesto a Panamá en posición de alcanzar una nueva etapa en su desarrollo como hub. La Estrategia Logística Nacional 2030, presentada en la conferencia por Ana Reyes, coordinadora del Gabinete Logístico del gobierno, busca transformar a Panamá de su actual posición como hub marítimo portuario a hub logístico global.
El plan del Gabinete Logístico se apoya en pilares sólidos. El país cuenta con infraestructura logística de primer nivel –Panamá ocupa el primer lugar en América Latina en el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial—y el crecimiento del sector de transporte, almacenamiento y comunicaciones ha registrado un crecimiento de 8,35% anual entre el 2006 y el 2016, representando actualmente el 12% del PIB.
El plan del Gabinete Logístico apunta a cambiar el modelo de negocios del sector. Entre sus objetivos están el desarrollo de la zona interoceánica como hub logístico que permita dar valor agregado a los servicios de conectividad y almacenaje que hoy se ofrecen. En ese sentido, otros de los expositores en la conferencia, Onno Roelofs, cofundador de la consultora holandesa Stig Delta, apuntó al potencial de Panamá de convertirse en un centro para agregar valor al comercio de productos agroalimentarios originados en América del Sur y América Central y destinado a los mercados globales.
Un aspecto clave de la Estrategia Logística panameña es el desarrollo de la Zona Interoceánica, donde se concentran las mayores oportunidades y en cuyo desarrollo la Autoridad del Canal cumple un rol central. Oscar Bazán, VP de planeación y desarrollo de negocios de la Autoridad del Canal de Panamá comentó en la conferencia los resultados del estudio del plan maestro de la zona interoceánica, subrayando sus elementos básicos, como la construcción de una terminal RoRo (vehículos y maquinaria pesada) en el lado oeste del Canal, el relanzamiento el próximo año de la licitación de la terminal de contenedores de Corozal, la instalación de una regasificadora de GNL y el desarrollo de áreas comerciales vinculadas a la terminal RoRo, a logística y transformación de productos de origen agrario y el desarrollo de un parque logístico. Estos últimos ayudarían a facilitar el establecimiento de clústeres logísticos de valor añadido. Los planes para la Zona Interoceánica incluyen también la posible construcción de poliductos entre el Pacífico y el Atlántico, la instalación de servicios para reparación de buques, infraestructura para operaciones top-off, bunkering y generación de energía eléctrica.
El plan, de todas formas, enfrenta retos significativos. Por un lado, mejorar la conectividad del lado oeste del Canal. Hay algunos avances en ese sentido, como el aumento en la actividad del Aeropuerto Internacional Panamá Pacífico (ex base Howard) y la construcción el tercer puente que cruza el Canal, ubicado en la zona de Colón, en la salida al Atlántico del Canal, y que demanda una inversión cercana a los US$400 millones. Por otra parte, el Ministerio de Obras Públicas recibió a principios de octubre las propuestas para la construcción del cuarto puente sobre el Canal, que se ubicará en la salida al Pacífico y demandará una inversión cercana a los US$1.000 millones.

Capital marítima e inversión extranjera


Como se ha visto, el gran potencial de Panamá como centro logístico global parte de una buena base. Este potencial quedó resaltado en el ranking que realiza la consultora Menon Economics. El ranking fue presentado en la Conferencia por Erik Jacobsen, managing partner de Menon, ubicando a Panamá como el único complejo portuario de América Latina, junto con Rio de Janeiro, en el top 30 de las capitales marítimas mundiales. Panamá ocupa el puesto 29, dos lugares por debajo de la ciudad brasileña. La gran fortaleza de esta última, sin embargo, está en su condición de centro marítimo de apoyo para la industria de petróleo y gas: frente a sus costas se ubican los mayores proyectos de exploración y producción de hidrocarburos de América del Sur.
 Este potencial logístico y marítimo es uno de los atractivos más importantes para mantener los flujos de inversión extranjera hacia Panamá, señaló en su presentación Alberto Alemán, director de Proinvex, la agencia de promoción de las inversiones de Panamá. La inversión extranjera es uno de los principales motores del crecimiento económico del país y el país necesita crear las condiciones para mantener esos flujos en el mediano plazo, subrayó Alemán. Explotar el potencial logístico del país y su poder catalizador para el desarrollo de clústeres de valor añadido es una de las principales oportunidades que tiene Panamá en este sentido.
Pero más allá de la infraestructura física y las condiciones geográficas, los expositores de la conferencia subrayaron que el desarrollo de Panamá como hub logístico global pasa ineludiblemente por invertir en la formación de capital humano. Coherente con esta visión, la Cámara Marítima de Panamá becó, con la colaboración de un grupo de auspiciadores, a estudiantes de distintas universidades especializadas en el área marítima y de logística para que asistieran a esta conferencia y que así conocieran directamente de boca de expertos nacionales y extranjeros los temas que moldearán el futuro del país.
Tras dos días de conferencia, el mensaje quedó claro. Panamá tiene una oportunidad única de convertirse en un hub logístico de clase mundial y así asegurar su crecimiento económico y el desarrollo de sus ciudadanos, pero debe superar importantes desafíos. La buena noticia es que, como se discutió durante esta Conferencia Marítima Anual, los actores de la industria y el gobierno tienen claro esos desafíos y existen planes y disposición para enfrentarlos.