Style Sampler

Layout Style

Patterns for Boxed Mode

Backgrounds for Boxed Mode

Search News Posts

Validating credentials, please wait...
  • Contáctenos: (507) 360-2165 / 360-2166

NUESTRA HISTORIA
NUESTRA LÍNEA DE TIEMPO

1960

p1960-1

Los orígenes de la Cámara Marítima de Panamá se remontan al inicio de las operaciones del Canal de Panamá, hace casi 100 años, cuando las naves que transitaban el Canal necesitaban asistencia en la forma de una entidad administrativa y financiera que sirviera de vínculo entre los operadores de las naves y las autoridades del Canal. Sin embargo, no es sino hasta 1960 cuando los agentes navieros sienten que unidos pueden representar y defender mejor los intereses de las naves, armadores y sus operadores, creando a la vez una vía de comunicación con las autoridades del Canal de Panamá.

Una vez que la organización se establece formalmente para representar a todos los agentes, se organizan los primeros encuentros conocidos como los “Customer Meetings”, que eran como reuniones formales que incluían a los agentes navieros y a los representantes administrativos y operacionales del Canal.

Durante las últimas décadas la Cámara Marítima de Panamá ha sido testigo de cómo el Canal ha evolucionado para convertirse en la institución que es hoy día, una institución de renombre y trascendencia internacional y que durante ese proceso de evolución ha ayudado a crear el conglomerado de industrias auxiliares que sirve a la comunidad marítima local e internacional. Al mismo tiempo, la Cámara Marítima de Panamá ha crecido a medida que las agencias navieras, las empresas de servicios marítimos auxiliares y abogados marítimos mejoran y expanden sus servicios a las naves que transitan por el Canal y que atracan en nuestros puertos.

1977

Panama-Tratados-Torrijos-Carter-documental-Unesco_MEDIMA20150908_0025_24

En vista de la firma de los Tratados del Canal de Panamá el 7 de Septiembre de 1977 y tomando en consideración el incremento en los tránsitos del Canal, varias compañías dan un paso adelante y deciden crear una asociación formal de usuarios del Canal. Así es como el 28 de Septiembre de 1979, la Cámara Marítima de Panamá se incorpora finalmente como una entidad sin fines de lucro, con todos los derechos y obligaciones legales que le otorga e impone las leyes de la República de Panamá.

1979

El año de 1979 también marcó un importante hito, el comienzo de un período de veinte años que finalizaría el 1 de enero de 2000. Durante este período muchas instalaciones del Canal de igual manera que grandes infraestructuras serían transferidas a Panamá. Durante esos años un gran número de edificios e instalaciones miliares, el ferrocarril, los puertos de Balboa en el Pacífico y de Cristóbal, Coco Solo y France Field en el Atlántico fueron transferidos a Panamá. De esta manera, con los problemas y dificultades entendibles de todo proceso que inicia, Panamá comenzó la difícil tarea de definir el futuro de esas instalaciones, que hasta ese momento solamente habían servido como apoyo a instalaciones militares y que por falta de uso y mantenimiento se deterioraban rápidamente.

1995

Con la privatización de los puertos panameños en las entradas del Pacifico y del Atlántico del Canal, Panamá comienza a tomar una posición trascendental de transbordo y un centro logístico para la región. Manzanillo International Terminal (MIT) en 1995 comienza a operar bajo una concesión; en 1996 se aprueban concesiones para Coco Solo y Evergreen-Colon Container Terminal (CCT) y en 1997 los puertos de Balboa en el Pacífico y Cristóbal en el Atlántico se concesionan a uno de los operadores de puertos más grande del mundo, la compañía Hutchinson Whampoa.

ampliacion-del-canal

Este crecimiento económico en el sector marítimo se debe también en gran medida a la aprobación y a los inicios del proyecto de ampliación del Canal de Panamá, un proyecto multi-millonario que ha atraído muchas inversiones, además del incremento de la actividad operacional alrededor de las compañías constructoras que trabajan en los proyectos de dragados y construcción. Esto, junto con el incremento en los renglones de “bunkering”, o servicios de abastecimiento de combustible a los buques que transitan el Canal, además de haber más instalaciones de depósito para hidrocarburos, así como el establecimiento de un puerto de cruceros en la costa Atlántica y su designación como “Home Port”. Indudablemente que Panamá se ha posicionado en un puesto privilegiado como “hub” regional para la provisión de productos y servicios en la región, lo cual significa que Panamá, poco a poco esta siendo considerado como la Plataforma Logística de las Américas.

Este crecimiento económico en el sector marítimo se debe también en gran medida a la aprobación y a los inicios del proyecto de ampliación del Canal de Panamá, un proyecto multi-millonario que ha atraído muchas inversiones, además del incremento de la actividad operacional alrededor de las compañías constructoras que trabajan en los proyectos de dragados y construcción. Esto, junto con el incremento en los renglones de “bunkering”, o servicios de abastecimiento de combustible a los buques que transitan el Canal, además de haber más instalaciones de depósito para hidrocarburos, así como el establecimiento de un puerto de cruceros en la costa Atlántica y su designación como “Home Port”. Indudablemente que Panamá se ha posicionado en un puesto privilegiado como “hub” regional para la provisión de productos y servicios en la región, lo cual significa que Panamá, poco a poco esta siendo considerado como la Plataforma Logística de las Américas.

2000

Año tras año, se establece en Panamá un mayor número de empresas dedicadas a proveer productos y servicios a las naves que transitan el Canal y todos ellos quieren asociarse a la Cámara Marítima. Esta diversidad de empresas ofrece una gran variedad de productos y servicios que han fortalecido y resaltado la capacidad de la Cámara para representar nuevos sectores y preparar el camino para más inversión, la cual ayuda a generar más oportunidades de negocios y empleos.

El 1ro. de enero de 2000, cuando la última instalación del Canal fue finalmente transferida a Panamá y la operación del Canal estaba totalmente en manos panameñas, mas oportunidades de negocios se materializaron. Después del 1ro. de enero 2000, el Canal dejo de ser una vía acuática de tránsito, para convertirse en una vitrina de servicios y productos para las naves que transitaban el Canal. Actualmente, vemos naves transitando que son una audiencia cautiva, clientes potenciales de nuestros productos y servicios. Más de 7,000 buques transitan el Canal, los cuales efectúan aproximadamente más de 15,000 tránsitos – cada vez que pasan esos buques necesitan provisiones, agua, repuestos y otros servicios. El tiempo que las naves utilizan esperando su turno para transitar el Canal es sumamente valioso y ahora se puede utilizar para recibir provisiones, o incluso hacer reparaciones o instalaciones a bordo.